Contacto

acecis@gmail.com
(011) 1540826594

marzo 11, 2010

Límite

Somos y vamos.
Vemos y damos.
Esperamos y estamos.
Siempre el límite somos constitutivamente nosotros.
Yo, en el camino, te encuentro antes y después de cada límite.
Y te recreo infinito.
Omniespacio temporal.

Fórmulas y formas

En una especie de clamor, el sistema central cuerpo-alma invade los sentidos y da forma a nuestros ojos. Ya es casi una alucinación constante. Es el devenir del bienestar, la suma de las rectas de distancias y desencuentros, de sonrisas, fuegos, lago, sol, felicidad, amor. Una fórmula no algebraica difícil de sancionar; no habita territorios, tampoco quisiera habitarlos, huye de lo estático, de lo premeditado, de la noche producto del día. Prefiere ese tiempo tierno, cómplice del goce, que se presenta como un colchón de hojas donde poder descansar del alternante humo de la mirada. Y otra vez mirar, y mirarnos.
Así es que es simple.
Así que a veces cuesta.
Y como cuesta lo miro, y al mirarlo me alejo.
Pero si me alejo es porque estamos muy cerca.
Qué lindo poder ver!

Del mismo lugar viene el cielo

Del mismo lugar viene el cielo, las ganas y el amor.
El cuerpo, por medio de él, gracias a él, en contra de él, es hoy, dónde.
Después nos sentamos a criticar intentos, somos siempre el otro y poco practicamos la conciencia de saber, de intentar sentir, que nuestras acciones también SON en el otro.
Cuando por decisión omitimos parte de una realidad y así creamos otra, estamos subestimando un alma. Ni deber ni obligación. Es que somos lo que damos, además de ser para nosotros mismos.
Siempre tenemos un margen para jugar con el mismo loop de realidad que suena antes y después de una muerte, un amor, o alguna suave mirada-centro. La razón, el arte del lenguaje, todo eso que codifica al espíritu y hace de él un él.
Las palabras como cosas carecen de alma, sólo representan una compleja parte que hace del espíritu un alma y de su empleo, otro humano juego.

Movimiento

Es en el movimiento donde,

a causa de la constante quietud,

nos observamos.

El polvo y el apuro como anfitriones,

nos dejan las heridas con cáscaras,

si tenemos.

Así que moví algunas cosas,

me acerqué un poco al polvo y te abracé.

Debajo de las cáscaras

es donde no puede más que uno mismo llegar.

Después viene la acción

habiendo olvidado lo aprendido

y al mismo tiempo haciendo de lo olvidado

una parte de nuestro súper bloque humano,

suma y potencia de los bloques.

Ahí te veo,

bloque mío,

blanco

e infinito.

CONCIENCIA VIVIDA

Transitamos espacios vacios.
Espacios, colores y tiempos, viajes.
Vivimos el don de ser.
Practicamos la conciencia del don.
Ahi los binomios contrarios y el eterno movimiento.
Estos son algunos espacios de mis conciencias vividas.

A sus conciencias imaginantes, con amor.

(Conciencia Vivida es una muestra donde expongo fotografias de dias, viajes, lugares, soles. Esta en la Universidad de 3 de Febrero, sede 2, Caseros, a una cuadra de la estacion)
"yo creía que el alma me había sido dada para gozar de las bellezas del mundo, la luz de la luna sobre la anaranjada cresta de una nube,y la gota de rocío temblando encima de una rosa.Mas, cuando fui pequeño creí siempre que la vida reservaba para mi un acontecimiento sublime y hermoso. Pero a medida que examinaba la vida de los otros hombres, descubrí que vivían aburridos, como si habitaran en un país siempre lluvioso, donde los rayos de la lluvia les dejaran en el fondo de las pupilas tabiques de agua que les deformaban la visión de las cosas. Y comprendí que las almas se movían en la tierra como los peces prisioneros en un acuario. Al otro lado de los verdinosos muros de vidrio estaba la hermosa vida cantante y altísima, donde todo sería distinto, fuerte y múltiple, y donde los seres nuevos de una creación más perfecta, con sus bellos cuerpos saltarían en una atmósfera elástica"